Víctor Camarasa

Personalmente me gusta mucho Camarasa, creo que es un jugador muy incisivo en todo su fútbol, que tiene intención en todo lo que hace, que puede ser elemento secundario, gregario, pero también protagonista. Da muchas soluciones sin balón, entiende el juego, tiene físico para explotar espacios y creo que mucho margen para convertirse en algo diferente con Setién. Me parece un fichaje tremendo del Betis, ha estado rapidísimo.
Al final era un jugador de buen toque pero sobretodo destacaba por lo bien que ofrecía y activaba líneas de pase por delante del balón. Camarasa se asemeja a eso, sabe leer muy bien los espacios que hay por delante suyo y el Betis debe sumar más amenaza desde segunda línea. Creo que ha sumado eso con Camarasa.
Sobre todo porque entre ambos abren una vía más directa, más vertical y vehemente, que puede completar muy bien el juego del Betis. A su manera ambos son dos futbolistas que a Quique Setién le hubieran venido muy bien esta temporada. Sobre todo en el caso de Sergio León, que si confirma lo que ha insinuado en Osasuna puede convertirse -aún más- en uno de los delanteros de esta próxima Liga.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
¿Qué será mañana Camarasa con Setién? Pues puede serlo todo. Debido a sus características, a lo que va a necesitar el Betis, al futuro de Dani Ceballos y a la flexibilidad de su nuevo técnico es tan posible que lo veamos de interior con recorrido, que parece lo más probable, a que se mantenga en la mediapunta, se reconvierta al mediocentro o, incluso, juegue partiendo desde un costado para liberar la banda al carrilero, ya sea Durmisi o Rafa Navarro. El Betis de Quique Setién no deja de ser una tabla rasa en estos momentos. Se sabe lo que se quiere y cómo se quiere, pero no de qué manera se va a tratar de conseguir. Lo positivo para el Villamarín es que desde hace una semana esto está más cerca. Porque Camarasa, sea lo que sea, tiene muchas de las cosas que Setién necesita.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Y en esa búsqueda el Betis le ha encontrado a Víctor Camarasa, un futbolista que sabemos lo que es hoy pero no podemos asegurar lo que será mañana. Empezando por lo primero, del valenciano ya sabemos que ha jugado en un doble pivote (con Simao Mate), ha sido un interior box-to-box (con Verza y Lerma) y ha roto como mediapunta en Vitoria. Tres posiciones distintas y tres contextos diferentes, pero Camarasa los ha interpretado siempre de una forma parecida: luciendo su poderosa zancada, demostrando buen toque e insinuando una creatividad todavía no explotada del todo. Esto a su vez le ha llevado siempre a ser un jugador muy dado a cambiarle el ritmo a sus equipos. No de una manera individual, pues no es un jugador de acción solitaria, pero sí sin necesidad de involucrar a demasiados compañeros. Es cierto que a menudo en el Levante se le pedía que retrocediera unos metros para asociarse y dar un extra de fluidez a su ataque posicional, pero cuando Camarasa ha brillado es cuando ha recibido alejado, ha arrancado y ha lanzado el penúltimo pase. De ahí que como “10” del contragolpeador Alavés haya dado un salto cualitativo muy notable tanto en regularidad como en días muy especiales (aquel partido contra el Atlético…).

Filosofía de un buen entrenador

“Privilegiar la tarea defensiva y con poco llegar al arco rival lograba mucho”. Conociendo a Zubeldía solo de Santos, yo lo definiría así. Su torneo bueno en México (el único completo) acaba la fase regular con 22 goles a favor y 20 en contra después de 17 jornadas, con una de las mejores defensas posicionales del país (al final, el cuadrado formado por Izquierdoz, Néstor Araujo, Pulpo González y Jesús Molina resultaba muy difícil de superar). Ofensivamente, recuerdo que su sistema estaba basado en la capacidad de correr en campo abierto de nombres como Djaniny y Andrés Rentería teniendo a lanzadores de contras como Rabello o Avión Calderón. Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
“En Argentina obtuvo mejores resultados que rendimientos. Con apenas 27 años se convirtió en el técnico más joven de la historia del fútbol argentino y en Lanús no modificó demasiado la fisonomía del equipo campeón. Su primer equipo fue brillante pero el ciclo se fue desgastando. Dos años después y en un Racing de flojo rendimiento previo, Zubeldía promovió a una buena camada de juveniles (Ricardo Centurión, Luis Fariña, Bruno Zuculini, Valentín Viola, José Luis Gómez, Rodrigo de Paul y Luciano Vietto) y logró resultados aplicando un ordenado 4-4-2 con varios integrantes de buen pie. Pese a la cantidad de puntos que sumó, su equipo nunca tuvo una identidad definida y dependió más de sus individualidades que de su rendimiento colectivo”.
“En Ecuador tuvo un paso que yo calificaría de regular, quizás bueno. En su primera venida para Barcelona Sporting Club iba liderando el torneo nacional pero tuvo un incidente muy fuerte con los directivos. En su plan de juego se criticaba en parte su falta de vocación ofensiva en pos de privilegiar la tarea defensiva. Contaba con armas letales arriba (Diaz y Mina) y con poco llegar al arco rival lograba mucho. Obsesivo en sus métodos, era muy común verlo en los entrenamientos continuamente elaborando circuitos de marca y repliegue, que luego se los podía ver plasmados en los juegos. Si bien no negaba el uso de la pelota, no era su prioridad darle larga circulación ni tenencia, y sí maximizar la eficacia arriba. En Liga de Quito mantuvo la misma tendencia, llegando a la final del torneo y cayendo ante Emelec. Tiene un fuerte carácter y si algo no le gusta no duda nunca en señalarlo”.Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
“En Santos tomó un equipo muy bien compensado. En el Clausura 2016 llegó a Liguilla y fue eliminado por Pachuca, que se terminó coronando. Apenas dirigió un torneo y un poco más porque fue despedido muy pronto en su segunda campaña. Aquí también trataba de sacar el balón desde atrás, y claramente fue de más a menos. Su jugador diferencial fue Diego ‘Pulpo’ González, que es un interior muy completo, con llegada y potencia para pisar las dos áreas. Por muchos momentos, jugaba al contragolpe, y que yo recuerde, su equipo no destacaba especialmente en ataque, sino que eran detalles de Rabello, Djaniny o González los que decidían partidos, además de ser un equipo muy potente a balón parado”.
“En Colombia no le fue nada bien. Empezó con una idea bastante ambiciosa: salida de balón trabajada, conceptos muy interesantes de circulación de balón potenciados por Quintero y los jugadores moviéndose acorde a la libertad del 10, perdiendo el balón con calidad con cierta regularidad, pero tuvo problemas de plantilla. Sobre todo con el perfil de los delanteros y la falta de desborde general.

El toque de Sampaoli

¿Dar con la tecla tan, tan pronto perjudicó al equipo? Un poco al revés que Unai, vaya. 
El caso es que viendo el devenir de la temporada, Nasri estuvo ausente buena parte del mes de noviembre: un partido de copa, tres de liga (victorias frente al Depor y el Valencia; derrota en Granada) y uno de Champions (derrota frente a la Juve). Y también se pierde diez días cruciales a comienzos del mes de marzo, negro donde los haya, en los que el Sevilla inicia una racha de 5 encuentros de liga sin ganar, y cae eliminado en Champions. Nasri está ausente de las alineaciones en los dos primeros, regresando al XI en el partido de vuelta frente al Leicester.
En cuanto a Sampaoli, creo que si adaptación a Europa no fue tan grande como se dice. Sus mejores momentos coincidieron con un momento de inspiración fuera de lo normal de un jugador del que no se esperaba tanto. Cuando Nasri se cae Sampaoli no tiene soluciones para volver a jugar a buen nivel, o al menos competir. Creo que con jugadores como Vitolo, Nzonzi, Correa, Sarabia o Jovetic algo podría haber construido. Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
La temporada de Sampaoli me pareció ir bastante de la mano con Nasri. Empezó muy bien y llegó a resultar excelente, pero se desinfló y terminó dejando un sabor agridulce. El hecho de empezar bien y acabar mal siempre deja peor recuerdo, pero la cuarta plaza y el fútbol mostrado me resultan muy satisfactorios para el Sevilla. Un temporada muy Nasri al fin y al cabo, jugador irregular donde los haya.
A mi realmente me sorprendiò como enfrentò la rueda de clasificacion del grupo de Champions , tenìa muchas dudas porque su historia lo pintaba como profundamente sudamericano sin ninguna otra experiencia y eso podìa ser un precio a pagar sobretodo al inicio . En cambio se comportò como un entrenador experto El ùnico error , para mi gusto , fuè la excesiva carga emotiva que puso en el partido de vuelta en Sevilla contra la Juve …..era un partido para tirar agua y calmar los nervios y no gasolina incendiando el Pizjuan , en ese partido le faltò aplomo y la mente mas fria para controlar sus jugadores . Por todo el resto fuè realmente una sorpresa agradable , aunque me quedarà siempre esa duda de si es realmente capaz de adaptarse completamente a la “cultura futbolistica” europea .Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Yo creo que ha sido víctima del bajón colectivo. Al final, desde la eliminatoria contra el Leicester únicamente ha habido un jugador que ha sacado la cabeza con continuidad: Joaquín Correa. El resto se ha ido hundiendo poco a poco. Con mejores o peores partidos, porque N’Zonzi también ha dejado alguno muy bueno, también Jovetic, pero en general Vitolo ha sido el reflejo más evidente del tramo final de este Sevilla. 
Pero en Sevilla fue otro. Cierto es que su energía desató la ilusión de una ciudad que era la vigente tricampeona de la Europa League y que, en su momento, no dudó en apuntar directamente al título de Liga, pero esto no se correspondió con lo que vimos en el campo.

Sampaoli

Siento profundamente que la temporada se decidió por detalles, estábamos en la cresta de la ola (momento clave la remontada en Nervión en liga al Real Madrid), pero creo que Sampaoli es mucho más de corazón, alma y creer (en otro estilo pero lo más similar que se me ocurre el Cholo), tuvo suerte al principio (quizá demasiada) y en ese marzo maldito se canejó con creces esa suerte. 

Igual me puede el Sevillismo pero en la eliminatoria contra el Leicester me pareció tremendamente superior en la ida y ligeramente superior en la vuelta (vuelta que revisioné) incluyendo el mal inicio de partido (para mi el 1-0 del Leicester llega cuando el Sevilla ya tomó el mando del partido). 
Tema aparte de los dos penaltis o no concretar en su momento el 3-0 en Nervión, el partido había cogido un color a las típicas remontadas en liga, llevaba 10-15 minutos in crescendo y justo los dos mejores minutos de fútbol del partido se coronan en una sucesión de acercamientos/rodeos/ ocasiones y….en la expulsión de Nasri. 
Estoy convencido que si no se le va la olla el Sevilla acaba ganando en los 90 minutos marcando los dos goles necesarios. A pesar de ello estuvo a no fallar otro penalti de forzar la prórroga con 10 y ahí quien sabe… 
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Después de ese para mi momento clave del año, el Sevilla entra en depresión por varios motivos: 
-1º Caer de la Champions en sí es el día más triste del año. 
-2º Quedarse sin objetivo hasta el año que viene: esa exaltación que había conseguido elevar el techo futbolístico no era solo parte de Nasri, era la magia de Sampaoli, la misma que hizo creer a Chilenos que podían dominarle una final a Messi, la que tenía al Sevilla incrustado entre R.Madrid y Barça, creían que eran tan buenos como los mejores y que este iba a ser un año grande (viniendo de 3 Europa League consecutivas!!!!), este Sevilla tenía entre ceja y ceja algo gordo (liga hasta el final o Semifinal de champions, o pelear a muerte en cuartos, caer en Octavos ni pensarlo!), de manera que te suceda lo impensable te deprime, se suma a esa mini mala racha que le había alejado de un sólido R.Madrid pese a desgañitarse en cada partido y darlo todo desde Septiembre y te deja con único objetivo no perder una 3ª plaza, se queda cortísimo viniendo de lo que sentían que iban a hacer y de los 3 años anteriores (el último con final de Copa peleada incluida). 
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Dejando en claro mis pensamientos no me queda más que decir que me da mucha rabia no haber podido ver la continuación del proyecto (y obviamente el que hubiera pasado si a Nasri no se le va la pinza aquel día) y concluir que Argentina ha llamado al más indicado para buscar levantar los ánimos de una Argentina que no cree en la ¿última? oportunidad de Messi para ser el mejor de la historia por unanimidad, visto lo visto ánimos encendidos y viento a favor se pueden mantener más fácil en un torneo corto que en una temporada, si no gana España, que ganen Jorge y Leonel.

Munain hasta Griezman

No hace mucho, aunque va alejándose ese tiempo, el Atlético se analizaba en base a lo que mostraba la fase que más le definía. Lo que hacía en su campo tenía un significado más valorado y desde allí se construían las victorias y la confianza. He visto bien a mi equipo, cuando Simeone respondía, no era sino el reconocimiento de que la defensa posicional garantizaba muchas cosas. Más allá del desacierto, la idea miraba más a cómo defendía su propia mitad. En ese traspaso de importancias, el Atlético ganó recursos arriba y cedió fiabilidad atrás.

Ayer, Simeone se fue muy satisfecho de San Mamés tras su victoria ante los de Ziganda y a tenor de su once inicial y lo que sucedió en la segunda mitad, los análisis parecen tener una visión algo matizada con respecto al pasado. En el feudo vizcaíno, el Atlético venció más por lo que hizo en campo contrario, motivo por el que podría decirse que ver bien al Atlético tiene más en cuenta su capacidad para generar situaciones de gol y un ritmo ofensivo adecuado, ágil pero equilibrado, que comprobar su seguridad defensiva.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Con Thomas y Saúl en la medular, el Athletic de Bilbao expuso ciertas dificultades colchoneras a la hora de mantener fundamentos básicos de su defensa organizada. El futbolista que se erigió por encima de todos para recibir, descargar y profundizar fue Iker Muniain, el tipo de futbolista que a los jóvenes mediocentros rojiblancos les cuesta tener vigilado y controlado. El menudo jugador navarro, en un estado de forma y rendimiento que parece haber llegado para quedarse, con un grado de iniciativa y conciencia muy alto, incidió en el lado de Thomas y la espalda de Saúl.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
El Atlético fue muy girado en cada recepción de Muniain, que se juntó con Balenziaga, Raúl e Iturraspe o San José para distraer, romper a portería y superar con facilidad la primera línea de cuatro del rival. Thomas y Saúl rara vez mantenían altura, saliendo a por la pelota en lugar de proteger su espacio, y si lo hacían, transmitían la sensación de que sólo podían ser útiles dentro del área, como ya ocurrió ante el Valencia. Al Athletic le fue relativamente sencillo ganar línea de fondo y meter hombres en la zona de Oblak.

Lo que ocurrió en la segunda parte, después de una primera que terminó muy abierta, como reclamando un punto de inflexión que no llegaba, es que el Atlético, que ya había encontrado ciertas oportunidades en la zona de Unai Nuñez, con gran potencial sacando la pelota pero aún verde midiendo el riesgo, demostró que tiene una calidad más que notable cuando el primer gesto cerca de la frontal tiene éxito, desde ahí, todos los jugadores saben moverse y asociarse en una acción seguida de otra, no tiene miedo a juntar a muchos, liderados por Griezmann, para crear ocasiones de gol. Es, quizás, la circunstancia que define mejor la virtud, antaño otra muy distinta, a este Atlético: es muy bueno creando ocasiones de gol.

Paulinho y Messi

El FC Barcelona sumó su quinto triunfo consecutivo en Liga ante la SD Eibar de José Luis Mendilibar. El equipo vasco, fiel al libreto de su técnico, ignoró el planteamiento con el que Pepe Bordalás había superado en el juego a los culés el pasado fin de semana y apostó por una presión adelantada que no le llevó a lo mismo, pero con la que desde luego tampoco fue superado hasta que en dos acciones a balón parado se puso abajo 2-0. De hecho, pese a la rotunda goleada (6-1), el Eibar fue el equipo que más veces chutó tal y como lo fue el Getafe en el citado precedente. Pero más allá de datos, la noticia reside en que la sensación de que, con Ernesto Valverde, se estaba volviendo a recrear un contexto donde los centrocampistas retomasen peso se ha ido diluyendo. Quizá, por ello, brilló Paulinho. Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El partido de Paulinho tuvo tres vertientes a considerar. Empezando por el detalle, cabe reseñar que se situó como pivote en muchas acciones en las que se presumía que el Eibar iba a salir en largo. Se entiende por tanto que Valverde lo concibe como una solución al problema que representa el flojo juego aéreo de Busquets, que le cuesta al Barça bastantes metros defensivos cuando se mide a delanteros o mediapuntas que sí dominan ese arte. En este aspecto, la comparativa con Keita -un jugador, por lo general, muy diferente a Paulinho- sí viene a buena cuenta.
Por supuesto, en cuando la SD Eibar salía en corto o asentaba su ofensiva, Busquets y Paulinho re-invertían sus demarcaciones y el brasileño volvía al interior derecho. Desde allí, lo más destacable consistió en que ni siquiera fue el interior más cercano a Busquets en fase de defensa. En lugar de desempeñar tareas de contención, fue el centrocampista más liberado y acudió a presiones y labores más de choque mientras era Iniesta quien conservaba el espacio. Como medida es interesante, y sobre todo en caso de que coincida alguna vez con Rakitic, puede dar pie a contextos defensivos muy competentes para Valverde. Nuevos, pero potencialmente eficaces.Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Por último, su comportamiento en ataque tuvo mucho que ver con lo que se esperaba desde el principio. Paulinho abandonó la zona propia del interior derecho para que la ocupara Messi bajando, y aprovechó el hueco dejado arriba por Leo para irrumpir en el área vasca, a menudo, como el hombre más adelantado del líder. Y no llegando por llegar, sino con la calidad y talento que le caracterizan en esas lides. Con el añadido de que se le advierte una incipiente química con el “10” de las que dan victorias. Y si el anhelo de Paulinho es superar las trabas y triunfar en el Camp Nou, ya se sabe que nada más óptimo que caer en gracia a la estrella menos fugaz. Messi se pasa la vida haciendo realidad los sueños de su gente.
Paulinho fue, con Semedo, el co-protagonista del show de Messi.
Más que hacer doble pivote con Busquets, Paulinho presionaba.

Octavos de final Champions League

Se acabaron las pesquisas, los juegos de porcentajes y las cábalas estadísticas. El cuadro de emparejamientos de las eliminatorias de octavos de final de la UEFA Champions League ha quedado resuelto. Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Suerte dispar para los equipos españoles. Se pueden decir que la fortuna ha sonreído al Atlético, emparejado con el Bayer Leverkusen de Chicharito y Çalhanoğlu, al Real Madrid, que se medirá al Nápoles de Reina, Albiol, Callejón y Hamsik y al Sevilla, citado con el Leicester City. Peor suerte, ya temerariamente adelantada por Luis Enrique días atrás, ha corrido el FC Barcelona, que se enfrentará al irregular Paris Saint-Germain de Unai Emery, a la espera de saber si aguantará hasta entonces el técnico vasco en el banquillo del Parc-des-Princes.
Del resto de emparejamientos cabe destacar la tradicional mala suerte del Arsenal, al que se le vuelve a presentar en Múnich un altísimo muro en el cruce de octavos. En el resto de eliminatorias, Manchester City, Juventus y Borussia Dortmund parecen presentarse, a priori, como claros favoritos al pase a la siguiente ronda.

Cómo funciona esto

No han pasado ni cinco minutos desde que Fernández Borbalán ha señalado el final del partido y la maquinaria ya ha echado a andar. Dice Gerard Piqué, salpimentando el entorno con esa picardía que caracteriza al, dicen, futuro presidente barcelonista, que “ya sabemos cómo funciona esto“. Frase en la que “esto” se refiere a una campaña orquestada próxima a la actividad mafiosa, o eso se entiende, y “funciona” hace referencia a toda esa serie de maquinaciones insidiosas y decisiones conscientemente torticeras dictadas por alguien y ejecutadas por el estamento arbitral. Siempre, todo ello, con la pretendida intención de menoscabar al barcelonismo y, de paso y consecuencia directa, beneficiar al madridismo, que en la noche del jueves, pese a estar a 410 kilómetros de San Mamés, también jugaba, al parecer, sobre el césped bilbaíno.
Ya me cansa toda esta película.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Y me cansa porque es el propio Piqué el que, instantes después de lanzar la piedra, trata de matizar sus palabras suavizándolas a la voz de “queremos jugar al fútbol, no a la ruleta“. Una ruleta, por otro lado, que en el noventa y nueve por ciento de sus jugadas da premio al negro impar.
Piqué juega su particular partido en la zona mixta. Pone en marcha la maquinaria, esa que “ya sabemos cómo funciona“, y comienza a apretar las tuercas de cara a futuros arbitrajes inmediatos. Que ya sabemos que el nivel arbitral no es el óptimo y deseable. Que ya sabemos que son más los errores, en las jugadas conflictivas, que los aciertos. Pero si encima las decisiones están supeditadas a la inaudita presión ejercida sobre los encargados de adoptarlas desde ciertos sectores mediáticos y, gravedad extrema, desde los propios protagonistas, poco bueno podemos esperar.
Se ha desnaturalizado tanto el error arbitral que cuando se adopta una decisión equivocada en contra de quien no está habituado a sufrir decisiones injustas o erróneas, surgen de golpe todas las teorías conspiranoicas. El escenario es tremendamente contaminante porque la batalla Real Madrid – FC Barcelona abarca todas las ramificaciones de nuestro fútbol, por ajenas que se presuman. Todo se lee en clave realmadridbarcelonista. Si Piqué juzga, como lo hacemos todos los que tenemos dos dedos de frente, que el arbitraje de Fernández Borbalán en Bilbao fue notablemente perjudicial para los intereses de su equipo, no lo hace pensando en que la intención del colegiado era beneficiar al Athletic, sino la de allanarle el camino al eterno rival de la capital. Que no expulsa a Aduriz, como debió hacer, no porque no lo vea, sino porque habiéndolo visto entiende que su concurso puede acabar beneficiando al Real Madrid. La Pangea que engloba la rivalidad Barcelona-Madrid no admite más ocupantes en su inmensa superficie.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
No creo, ni creeré nunca, en el fallo voluntario y premeditado. Hay que estar muy intoxicado para pensar que alguien en su sano juicio es capaz de torpedear su valía y prestigio profesional con el único fin de favorecer vaya usted a saber qué campañas de terceros. Los árbitros fallan porque su nivel no es el ideal. Porque están sometidos, en muchos casos, a una presión insoportable. Porque los futbolistas, lejos de ayudarles en sus funciones, entorpecen y dificultan sus decisiones más comprometidas con actitudes indignas y dolosas. Fallan como fallan los futbolistas. Como fallaron Alcácer, Neymar e Iraizoz el jueves. Se equivocan como se equivocó Raúl García. Se dejan llevar por la presión como se dejó llevar Aduriz en su punible lance con Umtiti. O como lo hizo Piqué preguntado sobre el arbitraje.