Que sombra tan Larga

La trayectoria de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid puede leerse desde muchos puntos. Uno de ellos es la inclusión de Carlos Casemiro como titular y también referente competitivo del equipo, frente a los planes de Ancelotti -James- y los de Benítez -con Casemiro en la rotación pero sin el peso adquirido con Zizou-, donde el brasileño nunca gozó de la relevancia actual. La evolución que ha llevado a los blancos bajo mando del francés ha dejado al sudamericano, siempre, en una posición de privilegiada importancia. El hoy mediocentro titular del Real Madrid y la selección brasileña ha representado con continuidad el sistema más reconocible de su entrenador, siendo en todo momento esencial en el proyecto. Ante equipos muy inferiores, ante los mejores, en superioridad o inferioridad, Casemiro ha jugado de titular y lo ha hecho creando cierta sensación de necesidad en sus ausencias del equipo.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Si bien en el partido de la primera vuelta en el Camp Nou, con Casemiro lesionado, el Real Madrid supo suplirle con magisterio, en concreto el de Modric en el pivote, y con Lucas Vázquez cerrando la banda en defensa, el choque de hoy puede valer una Liga que podría tener en el mediocentro ex del Oporto un contexto en el que marcar diferencias. El momento al que llega el Fútbol Club Barcelona, desde todo punto de vista, parece una puerta abierta a que Casemiro sea más de lo que ya es. Las particularidades, bajas y dependencias de los de Luis Enrique en su juego con la pelota no parecen las más indicadas para superar la línea que marca Casemiro desde su posición. El Barça, en la noche de hoy, puede encontrar en el mediocampista blanco una sombra más alargada que las demás.

Casemiro primero marcó diferencias en la élite por su poderío aéreo y su capacidad para el robo. En esta última cuestión no solo lo hacía siendo mucho más joven, sino que continúa siendo la gran referencia, junto a N’Golo Kante, del continente europeo. Los datos así lo reflejan. El brasileño suma el 21% de los robos de balón de su equipo y con él en el campo, el Real Madrid suma 33 robos por partido, mientras solo son 27 por choque cuando no encuentra a Casemiro en la alineación titular. No es ningún secreto, Carlos Henrique es una suerte de genio robando la pelota en todo tipo de situaciones. Después, con el tiempo, comenzó a sumar intercepciones, muchas de ellas más relacionadas con la lectura del pase y la protección del espacio. Entre esos dos parámetros defensivos está su importancia en el choque de hoy.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Para entender hasta qué punto puede ser ilustrativo complementar el dato anterior con el que dice que impide y desbarata casi el 13% de los regates rivales en campo contrario, hay que mirar a su rival, que con casi toda probabilidad no contará con Neymar Jr., uno de los dos grandes regateadores que tiene Luis Enrique en la plantilla. Junto a Leo Messi, dos ventajas que en épocas recientes, y cada uno en un costado, hacían anchísima la posición del mediocentro rival, encargado de las ayudas y los ajustes por detrás de los interiores. Sin el de Mogi das Cruces, y siendo su sustituto un jugador no caracterizado por la velocidad y el uno contra uno, la batalla parece más encaminada que nunca a la localizada en la zona de Messi, la misma que la de Casemiro.

Jordi Alba

La llegada de Luis Enrique a Can Barça inició un proceso de cambio que paulatinamente fue sustituyendo los principios más propios del juego de posición por un estilo más basado en la inspiración cuyos pros y contras han sido ya analizados en decenas de ocasiones. Sin embargo, proceder de una versión tan radical del juego de posición como fue el Barcelona de Guardiola, Tito y, aunque menos eficaz, el Tata Martino, llevó a que durante estos tres años siempre hubiera varios elementos ligados a esa cultura táctica de la que el equipo se iba desprendiendo poco a poco. Y así fue hasta que, hace algo más de un mes, el entrenador asturiano decidió mudarse del 4-3-3 al 3-4-3. O sea, así fue hasta que desapareció la unión entre Leo Messi y Jordi Alba.
Su doble particularidad estribaba en que siempre se hacía la misma acción y en que se trataba de un movimiento muy vinculado al éxito, pues era muy complicado de defender. Por supuesto, se hace referencia a esos momentos en los que Messi aglutinaba la posesión en el sector derecho del ataque azulgrana, imantaba hacia sí la atracción de la defensa y Jordi Alba, desde segunda o incluso tercera línea, acudía a la espalda del lateral o el central diestro del adversario sin que nadie le viera ni pudiera seguirle. Durante meses, no existió un automatismo que le reportase al Barcelona más beneficios tácticos que este. En primer lugar, porque facilitaba la ganancia de la línea de fondo y de ese pase atrás que tantos, tantos goles ha significado para Messi y Suárez; pero en segunda y todavía más resolutiva instancia, implicaba el mecanismo de activación más sencillo que tenía su transición ataque-defensa para resultar fiable.
Saber, desde que ter Stegen tocaba el balón, que iba a existir un pase que Messi podría emitir en cualquier momento y que, fuera cual fuera la situación del juego, iba a provocar una subida de ritmo permitía al Barcelona tomarse con calma algunos ratos de posesión a pesar de que la idea de su técnico radicase en un ataque de alta velocidad con la intención de no dar tiempo al rival para que se reorganizase y, así, que la mortífera MSN aprovechase los espacios aún no cerrados. Pero cuando Messi decidía que la acción iba a ser en principio más sosegada porque su destino sería el desmarque de Alba, el Barça se reunía a su alrededor, se daba segundos para sumar jugadores en el campo del enemigo y obtenía así la primera ventaja imprescindible de cara a ejecutar una presión alta efectiva.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El siguiente paso consistía en girar a la zaga del contrario. El envío de Leo forzaba a darse la vuelta a todos los jugadores del rival, pues iba dirigido a una zona hacia la que nadie miraba, desencadenando que, en el momento del posible despeje -el escenario menos positivo para el Barça-, todos los rivales anduvieran de mirando en una dirección opuesta a la del despeje frontal mientras que los azulgranas, con Busquets a la cabeza, veían de cara la totalidad de la secuencia. Las opciones de dominar la segunda jugada y, por lo tanto, defender menos veces e hilar ataques consecutivos contra sistemas ya removidos previamente, crecían de modo exponencial, proporcionando un principio de equilibrio que, por ejemplo, ante el talento del Real Madrid, podría ser necesario.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Más si cabe, cuando la improvisación no se verá inspirada por la magia de Neymar JR. Y más aún, cuando el extremo izquierdo del esquema, se llame como se llame, va a tener muchos problemas para suponer una ventaja en espacios abiertos contra el, hoy por hoy, tiránico Dani Carvajal.

Una para cada Uno

El Tottenham vuelve a estar arriba. Si la temporada pasada los spurs fueron los encargados de amenazar hasta el último momento el sueño de cenicienta del Leicester City, en la actual su perseguido es un Chelsea con sensación de tiránico pero que ha llegado al tramo que decidirá el campeón de la Premier con el conjunto de Pochettino más cerca de lo que podía esperarse a finales de año. Los anfitriones de White Hart Lane son un equipo. El único de entre los primeros clasificados que mantiene al mismo entrenador con el que iniciaron el curso anterior, y en base a ese fútbol colectivo compiten contra quienes cuentan en sus filas con las estrellas que mayores diferencias están marcando en el campeonato inglés. Donde sus rivales tienen a Hazard, Alexis Sánchez, Coutinho, Ibrahimovic, De Bruyne o Diego Costa, ellos se tienen el uno al otro. Alguno como Dele Alli, sin embargo, es más uno que los demás.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El centrocampista inglés, que por adscripción y comportamiento sobre el césped es más lo segundo que lo primero, suma ya dieciséis goles y siete asistencias en liga, registros que lo acercan a los futbolistas más productivos del campeonato -sólo Alexis lo supera en ambas clasificaciones-, y especialmente a  lo largo de los últimos dos meses no ha dejado de estar directamente relacionado con el marcador en ninguno de los siete partidos que ha disputado su equipo en el campeonato doméstico. Si Dele Alli está en el campo, el Tottenham puede contar con que al menos un gol o una asistencia corran de su cuenta, un ritmo de impacto sobre la portería contraria que lo destapan como uno de los hombres del momento en la Premier League y una de las explicaciones principales de que los de Mauricio Pochettino le hayan aguantado el compás a un Chelsea de apariencia intratable.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Más allá de la evidente sensibilidad del jugador para la llegada, el disparo lejano, la interpretación del contraataque o el remate, hay factores en el contexto que le rodea que potencian su poder destructivo contra las porterías rivales. Que lo enfocan allá donde puede resultar más decisivo y lo liberan de tareas que, seguramente y por el momento, podrían embrutecer sus prestaciones. A nivel de localización, es clave la habilidad que poseen los spurs como colectivo para ganar metros y avanzar en bloque hasta las inmediaciones del área contraria. La excelente salida de balón de sus centrales, la profundidad de las bandas y la capacidad de algunos de sus compañeros para sostener el límite de la jugada más allá de la divisoria, dibujan un escenario en el que el mapa londinense se extiende cerca de la portería rival y en el que a Dele Alli no se le pide que baje metros ni para recibir el balón ni para hacerlo llegar al penúltimo escalón del juego.

Fijadas las coordenadas, la otra clave tiene que ver con una serie de soluciones que se desarrollan a su alrededor en pos de subrayar su versión más ofensiva y de mayor constancia en la zona donde nacen los goles. Aquí, una pieza fundamental para explicar al Dele Alli del Tottenham es Christian Eriksen, quien mientras el inglés emprende un viaje con origen en el mediocampo y destino en la delantera, recorre un trayecto equivalente pero en dirección contraria.

Paulinho y Messi

El FC Barcelona sumó su quinto triunfo consecutivo en Liga ante la SD Eibar de José Luis Mendilibar. El equipo vasco, fiel al libreto de su técnico, ignoró el planteamiento con el que Pepe Bordalás había superado en el juego a los culés el pasado fin de semana y apostó por una presión adelantada que no le llevó a lo mismo, pero con la que desde luego tampoco fue superado hasta que en dos acciones a balón parado se puso abajo 2-0. De hecho, pese a la rotunda goleada (6-1), el Eibar fue el equipo que más veces chutó tal y como lo fue el Getafe en el citado precedente. Pero más allá de datos, la noticia reside en que la sensación de que, con Ernesto Valverde, se estaba volviendo a recrear un contexto donde los centrocampistas retomasen peso se ha ido diluyendo. Quizá, por ello, brilló Paulinho.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
El partido de Paulinho tuvo tres vertientes a considerar. Empezando por el detalle, cabe reseñar que se situó como pivote en muchas acciones en las que se presumía que el Eibar iba a salir en largo. Se entiende por tanto que Valverde lo concibe como una solución al problema que representa el flojo juego aéreo de Busquets, que le cuesta al Barça bastantes metros defensivos cuando se mide a delanteros o mediapuntas que sí dominan ese arte. En este aspecto, la comparativa con Keita -un jugador, por lo general, muy diferente a Paulinho- sí viene a buena cuenta.
Por supuesto, en cuando la SD Eibar salía en corto o asentaba su ofensiva, Busquets y Paulinho re-invertían sus demarcaciones y el brasileño volvía al interior derecho. Desde allí, lo más destacable consistió en que ni siquiera fue el interior más cercano a Busquets en fase de defensa. En lugar de desempeñar tareas de contención, fue el centrocampista más liberado y acudió a presiones y labores más de choque mientras era Iniesta quien conservaba el espacio. Como medida es interesante, y sobre todo en caso de que coincida alguna vez con Rakitic, puede dar pie a contextos defensivos muy competentes para Valverde. Nuevos, pero potencialmente eficaces.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Por último, su comportamiento en ataque tuvo mucho que ver con lo que se esperaba desde el principio. Paulinho abandonó la zona propia del interior derecho para que la ocupara Messi bajando, y aprovechó el hueco dejado arriba por Leo para irrumpir en el área vasca, a menudo, como el hombre más adelantado del líder. Y no llegando por llegar, sino con la calidad y talento que le caracterizan en esas lides. Con el añadido de que se le advierte una incipiente química con el “10” de las que dan victorias. Y si el anhelo de Paulinho es superar las trabas y triunfar en el Camp Nou, ya se sabe que nada más óptimo que caer en gracia a la estrella menos fugaz. Messi se pasa la vida haciendo realidad los sueños de su gente.
Paulinho fue, con Semedo, el co-protagonista del show de Messi.
Más que hacer doble pivote con Busquets, Paulinho presionaba.

Paulho Enrique El Ganso

Paulo Henrique Ganso está encontrando su espacio en Sevilla. El brasileño no está mostrando su versión más esperada, sobre todo si lo que esperamos de Ganso es algo similar a lo que se proyectaba hace ya cinco años, pero sí está consiguiendo exhibir una versión mucho más realista de lo que es a día de hoy. Una versión que, en resumen, le muestra como un futbolista con más jugadas que juego.
Precisamente por esto resulta realmente sorprendente acudir a los números: Ganso está dando 56 pases por partido. Esta cifra, muy alta para cualquier tipo de mediapunta, contrasta sin embargo con el impacto que están teniendo estos pases. Porque sí, Ganso la está tocando más que la temporada pasada, pero en realidad no se está notando. Su ascendencia sobre el juego sevillista, que todavía está por edificar, sigue siendo bastante parecida. Es decir: sigue siendo bastante pobre. El equipo parece necesitar más de la intervención de Pablo Sarabia para ganar en ritmo, sentido y vértigo que la de Paulo Henrique, pues los pases del brasileño rara vez contribuyen a acelerar o crear una ventaja… Salvo que ésta sea la definitiva.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Porque lo que sí tiene Ganso, lo que sí ha demostrado con más continuidad que cualquier otra cuestión, es un talento muy especial para la jugada de gol. Ahí, sobre todo a partir de un último pase creativo, afilado e inesperado, el futbolista brasileño es un plus para absolutamente cualquier ataque. Y más todavía si por delante tiene a jugadores con un gran desmarque de ruptura, caso de Ben Yedder o de un Luis Muriel que se está moviendo de maravilla al espacio a pesar de llevar solo un gol -por una cuestión de definición-. Además de esto, Ganso está exhibiendo en este comienzo de Liga una mayor presencia en el área. A partir de los centros laterales, que son muchos y de mucha calidad gracias a Escudero, Navas o Corchia, el brasileño está atacando el punto de penalti desde segunda línea.

Dos de estas jugadas ya han dado varios puntos al Sevilla del Toto Berizzo. No fueron consecuencia del juego, sino más bien del propio jugador, un poquito como suele suceder con el balón parado, pero de momento ésta es la manera que está encontrando el Sevilla de sumar. No será suficiente en febrero, quizás tampoco a partir ya de noviembre, pero mientras tanto sí va a ser muy necesario.
Al final hay que reconocer que Ganso es menos jugador de lo que apuntaba en sus inicios, o al menos es algo menos completo de lo que se preveía, quizás también sus graves lesiones han contribuido a ello. Por sus andares que son lentos e incluso por su lenguaje corporal parece que está a una velocidad por debajo de todo lo que ocurre a su alrededor… pero de repente te filtra un balón al espacio o un taconazo y es gol. 
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Técnicamente es probablemente el mejor jugador del Sevilla y ya se puede decir que se ha adaptado al ritmo europeo así que si Berizzo le libera para que aporte ese punto de calidad en los últimos metros, un poco al estilo del mediapunta clásico, creo que puede ser rentable en forma de puntos.

Una inversión a largo plazo

Aunque Emre Mor (1997) y Samu Castillejo (1995) parecen estar en dos momentos diferentes de su carrera, ambos están atravesando una etapa más o menos similar dentro de su periodo de aprendizaje. Ésta es una fase que en realidad nunca acaba. La formación de un talento no finaliza con la llegada a la élite ni con su consolidación en un determinado rol. Los futbolistas siguen creciendo y aprendiendo hasta el día de su retirada. Si no, su calidad, sea cual sea ésta, quedará infrautilizada o incluso obsoleta.
Los ritmos de aprendizaje, además, varían enormemente. Y no sólo por el evidente hecho de que no hay una persona igual a otra, sino también por una circunstancia no menor en este caso: tampoco hay un futbolista igual a otro. Sus condiciones, a menudo, afectan directamente a este proceso. Sobre todo en relación a la forma en la que tienen de marcar diferencias. Pongamos un ejemplo. Un chico de 13, 14 ó 15 años comienza a dominar y progresar en todas las categorías a partir de su velocidad punta. Aprende a desmarcarse, a atacar los espacios, a manejar los tiempos de la carrera. Pero, ¿cómo va a crecer en otros aspectos? ¿Cómo va a manejarse en espacios reducidos si jamás se ha enfrentado a ese reto? Y lo más importante, ¿qué pasará cuándo vea que su velocidad no marca tantas diferencias?
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Es en ese momento cuando se inicia una nueva etapa, una nueva lucha, en la que el futbolista debe redescubrirse a sí mismo, reordenar sus propias virtudes y aprender a mezclaras tanto con el contexto que le ofrece su equipo como con el que le presenta el rival. Y en ello están Samu Castillejo y Emre Mor.
Aunque con sus diferencias, tanto el malagueño como el danés de origen turco responden a un biotipo de futbolista parecido. Su génesis es la velocidad y el desequilibrio. Son muy ágiles, llevan muy pegado el balón a los pies, pueden salir por ambos lados y, sobre todo, son tremendamente creativos desde el regate. A consecuencia de esto, quemaron etapas a gran ritmo y emergieron muy pronto en la élite. Pero lo hicieron, eso sí, como un elemento meramente individual. Un hecho que además de limitar su relación con el juego amenazaba -o amenaza- con limitar el impacto de su talento. Porque el regate es el arte más puro que hay y la velocidad casi una condición para ser futbolista, pero la evolución del fútbol ha ido provocando que ambas cualidades, por sí solas, cada vez signifiquen menos.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El juego cada vez es más complejo. Hay menos espacio en cualquier zona del campo y todo va a mucha más velocidad. A pesar de la influencia de las pizarras, el fútbol sigue siendo de los futbolistas, sí, pero no de todos los tipos de futbolistas. Esto ha cambiado. Los nuevos retos exigen una mayor comprensión de lo que sucede alrededor y una mejor toma de decisiones. Y en esto también se trabaja.

Camisetas adidas de Cádiz CF 2017-18

El Cádiz Club de Fútbol, presento sus 3 nuevas indumentarias adidas con las que luchara por el ascenso a la Liga Santander española.

Su primera equipación es bastante sencilla, totalmente amarilla cuello “V” solapado. Las tres franjas de Adidas se ubican a los costados de color azul, este mismo color lo podemos ver en una fina franja en sus mangas. Se completa con una pantaloneta y medias azules.

¿Qué te parece lo nuevo del Cádiz con adidas? ¿Hubieses preferido algo con más detalles?
En su segunda equipación pasa a predominar el azul con un cuello en “v” asolapado, este trae una fina línea amarilla. En la parte frontal de la camiseta atraviesa una franja amarilla, que se suma a las tres franjas del mismo color sobre los hombros. Se completa con una pantalonera amarilla
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
¿Qué te parece lo nuevo del Cádiz con adidas? ¿Hubieses preferido algo con más detalles?
Para la tercera equipación, esta pasa a ser totalmente rosa cuello redondo y con su escudo monocromático. Las franjas de Adidas sobre los hombros y una franja en la parte inferior en la camiseta son los únicos detalles en blanco.

Mercurial Superfly IV Safari de Nike en Azul, Negro y Blanco 2015.

Pocas series de zapatillas han sido tan alabadas como lo son las Mercurial de Nike. Un estilo que ha entregado bota tras bota de excelente calidad y que favorecen cualquier estilo de juego de cualquier jugador, por más ágil o agresivo que sea.

Por ello, las Mercurial han gozado una aceptación a nivel mundial, siendo llevadas en todo el mundo y en todo ámbito. Desde jugadores profesionales, que explotan el confort y diseño para potenciar sus habilidades, hasta niños y jóvenes que juegan por diversión y adoran el diseño y el cierto “lujo” que conlleva vestir un par de estas botas, son pocos los apasionados del fútbol los que no han disfrutado esta marca y esta serie de calzados.

En esta ocasión, hablaremos sobre las Vapor Superfly IV de las Mercurial de Nike, que en esta edición se visten con un color azul brillante, que les hace lucir frescas y amigables, con detalles en blanco. Esta forma parte de la serie Safari, que les da un acabado en puntos parecidos a un leopardo.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
En cuanto a diseño y propósito, estas zapatillas favorecerán a aquellos que optan por un estilo de juego veloz, gracias a su sistema de tracción que ofrece un excelente agarre, velocidad y precisión en campos donde la hierba es corta, para que puedas volar en cada juego.

Este nivel de tracción y control se debe a la tecnología integrada a la línea Mercurial Superfly. Se trata del material “Nikeskin” que forma parte del sistema “Flyknit”, y su objetivo es el de disminuir los materiales utilizados para fabricar las botas para conseguir un calzado más ligero y que se ajuste mejor para garantizar flexibilidad y comodidad. Su peso es menor a los 200 gramos.

Así mismo, cuentan con el característico calcetín cuya función es perfeccionar el ajuste a nivel del tobillo, que optimizarán tu habilidad para maniobrar y hacer cambios repentinos.

En la suela tendremos los clásicos tacos o medias suelas. Estas trabajan junto al resto del diseño para garantizar las mejores salidas y cambios de dirección por más repentinos que sean. Puesto que se trata de un calzados para terrenos de corta hierba, los tacos son bastante cortos para una mayor comodidad durante el juego, ofreciendo un excelente balance y tracción.

Súmale, además, la tecnología “All Conditions Control” y sabrás por qué son las favoritas de jugadores como Cristiano Ronaldo, cuyo estilo de juego requiere un calzado óptimo y que soporte las más veloces y repentinas jugadas sin importar el clima.

La botas se cubre en azul desde la punta hasta el talón, sobre el cual descansan los puntos de la impresión safari en negro. En negro se ve también el calcetín adaptivo. El blanco, por su parte, colorea dos logos de Nike, uno grande de la punta hasta el costado y uno pequeño en el talón, y las agujetas sobre el oscuro calcetín.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
La suela se colorea en azul oscuro con el logo de Nike en un tono más claro. En la parte trasera del calcetín se lee “MERCURIAL” en azul.

Su precio es de 150 euros, con una versión para niños en 45 euros.